Mercado laboral ve signos de desaceleración: bajan contrataciones y sueldos

Minería y construcción son los sectores en los que se siente más la ralentización. Las contrataciones han disminuido y los sueldos están estancados o son menores que en 2013.

Si bien el desempleo registró un leve retroceso en el trimestre marzo-mayo, los economistas ya han estimado que llegue al 7% entre fines de este año e inicios de 2015. “En el último tiempo se ha notado una cierta baja en las contrataciones, producto del actual escenario y de los posibles cambios regulatorios”, señala Mariela Ardizzone, de Adecco. Según la ejecutiva, las empresas se han mostrado más cautas al momento de aumentar su dotación de personal. “Las contrataciones están relacionadas con cubrir posibles rotaciones internas, pero no se están abriendo muchas posiciones nuevas, excepto proyectos grandes que ya estaban previstos”, dice.

Ximena Rodríguez, de SommerGroup, explica que la desaceleración económica, el escenario mundial, el precio del cobre y su impacto en la gran minería, y la reforma tributaria “han producido un escenario de incertidumbre, que lleva a las empresas a posponer decisiones, que van desde la inversión hasta la contratación”.

Murilo Arruda, de DNA Human Capital, dice que el número de contrataciones en el mercado laboral chileno ha bajado en promedio un 8%.

“Del 2012 al 2013, las solicitudes de búsquedas aumentaron aproximadamente un 33%. En cambio, del 2013 al 2014, solo un 11%”, comenta Catalina Moreno, de Von der Heide, y agrega que un 30% de los clientes de la consultora congeló los procesos de búsqueda este año.

Los expertos en reclutamiento coinciden en que las empresas están preocupadas de hacer más eficientes los costos y reducir gastos. “Las búsquedas en los últimos meses han estado centradas en áreas como gerencias de administración y finanzas, logística, operaciones, tecnología y recursos humanos, con fuerte foco en optimizar procesos y gestionar costos”, detalla Danilo Rojic, de People&Partners. Por el contrario, Rojic dice que se ve poca búsqueda en gerencias de negocios, márketing y ventas.

Minería y construcción

Los expertos coinciden en que se están viendo bajas importantes en el número de contrataciones en los sectores de minería y construcción.

Javier Hurtado, gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción, asegura que “hace un año costaba encontrar gente para trabajar. Ahora encuentras rápido”. Hurtado explica que en 2012 y 2013 hubo proyectos que se demoraron, porque no se encontraban trabajadores y mucho menos calificados. “Estaban todos ocupados y tenías que entrar muchas veces con gente menos calificada. Hoy, eso no es un problema”, asegura. Además, comenta que algunos proyectos de construcción que se tenía planeado iniciar luego, se han postergado y aún no tienen fecha para comenzar.

Algo similar ocurre en la minería, donde ha habido una desaceleración por proyectos estancados, ya sea por bajos precios de los metales o trabas administrativas. “Lo que ha afectado mucho el empleo es la detención de proyectos. Hasta que no partan los nuevos, va a haber poca oferta laboral”, dice Ricardo Garib, director del Comité Laboral de Aprimin.

Garib estima que los próximos meses van a ser estables en términos de empleo. “Lo que se está contratando es lo que se está prescindiendo en las empresas y no debería haber mucho cambio”.

Karina Pérez, de Robert Half, dice que la reactivación en la minería no se ve tan clara, “pero se espera que empiece a repuntar hacia fines de año, por lo que nuevas contrataciones se esperan a partir de 2015”.

En tanto, Bernardita Silva, gerenta de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio, señala que “se ha visto un menor crecimiento, un poco más lento, pero sigue positivo”.

Sueldos sin alza

No solo hay menos oferta y demanda laboral. Las remuneraciones también han sufrido cambios. Javier Hurtado detalla que en 2012 y parte de 2013, “las remuneraciones crecían más o menos al doble de lo que crecía la de la economía”, pero advierte que eso ha cambiado, pues hoy crece casi a la par.

“En sectores de la economía en los que la desaceleración afecta a la organización, los sueldos de nuevas contrataciones se hacen por debajo de lo que se ofrecía para la misma posición hace uno o dos años, con una diferencia que puede ir del 5% al 15%”, dice Pérez.

Fuente: emol.com